Articulo de comunicación interna grupo Clean & Iron - Limpieza a domicilio. Clean & Iron Service.

 Servicios  de  limpieza  y  plancha  a  domicilio
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Articulos

Ya hemos hablado muchísimas veces a estas alturas de lo que representa para nuestros clientes el valor añadido en nuestros servicios. Pero siempre es bueno recordar las bases que hacen posible buena parte de nuestro éxito.



Cómo aumentar el valor añadido de nuestros clientes
Aquí os he listado una serie de elementos muy importantes y que además no implican ningún coste adicional y que nos pueden aportar muchos beneficios en cuanto a consolidación de cartera de clientes y justificación de nuestros precios. Son los valores añadidos intangibles (no materiales), que hacen referencia a la información que ofrecemos a nuestros clientes.

La venta asistida de nuestros servicios.  La venta asistida, no es otra cosa, que saber informar y aconsejar a nuestros clientes del servicio que mejor se puede adaptar a su necesidad. Con calma, con tranquilidad y con conocimiento.

Comodidad. Hay muchas maneras de generar valor alrededor de la comodidad. En nuestro sector la comodidad se materializa en el hecho de poder contractar o “des contractar “ el servicio solo con una simple llamada telefónica. La comodidad de no depender de un contrato que obligue a nuestros clientes a una permanencia no deseada es un valor añadido irrefutable.

Personalización. Ofrecer la posibilidad de que un servicio pueda ser elegido al gusto del cliente siempre es una gran aportación de valor. El poder escoger día y hora para el servicio o la posibilidad de poder cambiar al empleado si este no cumple las expectativas, añaden un valor de personalización muy alto  a nuestros servicios.

Seguridad. Este factor es importante en el target a partir de 35 años, pero especialmente importante para el target sénior. En nuestro sector la presentación previa de nuestro empleado y el hecho de que este, conste debidamente asegurado y dado de alta en nuestra plantilla, ofrece un nivel de seguridad muy alto a nuestros servicios.
Diferenciándonos de las empresas que envían a un autónomo a realizar un servicio de limpieza. Estas empresas envían a personas que normalmente no conocen, ni nunca han visto y de los cuales tampoco tienen la certitud de que paguen sus autónomos, con el consiguiente peligro que esto puede representar para el cliente. (Persona no asegurada).

Prestigio. Marca. En los servicios es mucho más acusado el peso de este factor, por ser tal vez un poco más desconocido. No es lo mismos contratar un servicio de limpieza a “Perico de los Palotes”, que a una marca reconocida y con prestigio como Clean & Iron. Vender marca es vender reconocimiento social, prestigio, posición, etc.

Información. Aunque no es un factor que por sí mismo pueda aumentar el valor añadido de nuestro servicio, sí que es imprescindible que se dé para que el cliente pueda percibir el valor añadido ya que no se puede percibir valor en aquello que se desconoce.

Precio. Incluir el precio como un factor que pueda aumentar el valor añadido de un servicio puede parecer una contradicción, especialmente cuando hablamos de no focalizar los esfuerzos en el precio del servicio y que nos fijemos en la ecuación precio-valor.
Sin embargo, es cierto que casi nadie puede percibir valor en un producto de precio  bajo, por lo que nuestros servicio tienen que tener un precio creíble para nuestros clientes. (No podemos ser baratos).

Experiencia de compra. Todo el proceso se cierra perfectamente con una buena experiencia de compra, que no deja de ser todo lo visto anteriormente,  aderezado con nuestra llamada de cortesía para estar seguros de que nuestro servicio a cumplido con las expectativas de nuestro cliente y complementado con una buena imagen de nuestra factura, acompañada de todo el potencial de nuestra marca.


       
 
Clean & Iron Service.

Albert Daina Marsenyach

Junio 2016

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal